Etiquetas

La música para teclado en España partía en el siglo XIX de la herencia dejada en el siglo XVIII por compositores como el napolitano Domenico Scarlatti, la saga de los Nebra y el padre Antonio Soler.

  • La moderna escuela para piano se inicia con Pedro Pérez de Albéniz, quien fuera el primer profesor de piano del recién inaugurado Conservatorio de Madrid. Pérez de Albéniz estudió con Kalkbrenner y su influencia resultó muy relevante por la publicación del primer método para piano español en 1840, así como por sus tres discípulos, que iniciarían las diferentes líneas pianísticas en España:
    • Manuel Mendizábal.
    • Eduardo Compta.
    • Pere Tintorer.
  • Manuel Mendizábal sería el profesor de Isaac Albéniz y de Alberto Jonás, uno de los intérpretes españoles incomprensiblemente olvidados a pesar de su brillante carrera internacional.
  • Por su parte, Eduardo Compta, tras estudiar en Madrid con Pérez de Albéniz, se trasladó a París para formarse con el célebre Marmontel y a Bruselas para seguir las clases de piano de Dupont y de armonía con Fetish. Discípulos de Eduardo compta fueron José Tragó, Apolinar Brull, Natalia del Cerro y el canario Teobaldo Power, entre otros muchos.
  • José Tragó fue el continuador de la genealogía pianística iniciada en Compta. Tras finalizar sus estudios en Madrid se trasladó a París donde recibió clases de Georges Matthias, discípulo de Chopin y a su vez de Kalkbrenner. Siguieron clases con Tragó personalidades de la talla de Manuel de Falla, Joaquín Turina y Julia Parody.
  • Al margen de la línea iniciada por Pedro Pérez de Albéniz encontramos a pianistas como el gaditano José Miró, también profesor en el conservatorio de Madrid, quien había estudiado con Kalkbrenner y con Sigismund Thalberg. Igualmente, el pamplonés Guelbenzu había recibido clases en Francia de Charles-Valentin Alkan y de Pierre Zimmermann. En España, al margen de su labor como profesor de piano de la regente Mª Cristina, ejerció su labor como docente con la pianista sevillana Pilar Fernández de la Mora.
  • Pilar Fernández de la Mora fue catedrática coetánea a José Tragó en Madrid. Por sus clases pasaron otros reputados docentes del piano español en el siglo XX: José Cubiles y Antonio Lucas Moreno.
  • Por tanto, de José Tragó y Pilar Fernández de la Mora parten los tres ejes de la docencia pianística en Madrid a partir de 1940: Julia Parody, José Cubiles y Antonio Lucas Moreno.
  • Por su parte, la escuela barcelonesa de piano la inauguró Pere Tintorer quien tras acabar estudios con Pérez de Albéniz en Madrid se trasladó a París para completar su formación pianística con Pierre Zimmermann. Pasó más de una década en Lion y finalmente fue profesor del Liceo de Barcelona donde tuvo como discípulo al principal formador de grandes pianistas de Cataluña: Joan Baptista Pujol.
  • Pujol se formó con Pere Tintorer y posteriormente en París con Reber. De las clases de Pujol salieron pianistas de la talla de Enrique Granados, Joaquín Malats, Ricardo Viñes, Carles Vidiella y Mario Calado. No es momento en este apresurado árbol genealógico del piano español del siglo XIx de hablar de estos pianistas catalanes por pertenecer fundamentalmente su carrera al siglo XX. Tampoco profundizaremos en Isaac Albéniz por tratarse de un intérprete y compositor suficientemente reconocido.
  • Dejamos para otra entrada la revisión del madrileño Santiago de Masarnau, del malagueño Eduardo Ocón y del gallego Marcial del Adalid, figuras interesantes y que conviene recuperar en su faceta de compositores de obras pianísticas.
Anuncios